Cómo motivar a tu equipo de trabajo y conseguir los objetivos juntos

Cuando estás al frente de un equipo de personas, eres consciente de que sin ellos el negocio no podría funcionar, por lo que es esencial se sientan animados e inspirados a diario. Por eso, en este post vamos a ver cómo motivar a un equipo de trabajo.

Para conseguir los objetivos propuestos por la empresa, debes pensar constantemente en las formas en que puedes motivar e inspirar a tu equipo. A continuación te presentamos algunas formas en las que puedes dirigir a tus empleados en la dirección correcta y alcanzar los objetivos juntos.

como motivar a tu equipo

6 claves para motivar a tu equipo de trabajo

1. Fomenta el trabajo en equipo

El mejor tipo de empresas son aquellas en las que todos trabajan juntos de forma cohesionada. Fomentar y promover el trabajo en equipo aumenta la productividad porque hace que los empleados se sientan menos aislados y les ayuda a sentirse más comprometidos con sus tareas.

Esto se puede lograr mediante el team building para empresas y dando oportunidades para que los miembros de tu equipo se vinculen y se conozcan entre sí.

Piensa en esto cuando contrates nuevo personal considerando cómo encajarán en el equipo y en la cultura de la empresa. Incluso aunque alguien tiene experiencia en una función, no significa necesariamente que trabajará bien con el resto de sus empleados.

2. Comparte tu visión y establece objetivos claros

Sólo puedes motivar e inspirar a tu equipo si saben exactamente en qué están trabajando y cuáles son las consecuencias de no cumplir los objetivos.

Asegúrate de que tus empleados sean conscientes de tu visión y de cuáles son tus objetivos finales para el negocio. Esto anima a todos a trabajar juntos para lograr mejores resultados.

Además de esto, establece y planifica regularmente objetivos claros y medibles que estén enmarcados en esta visión para que tú y tu equipo podáis seguir el progreso y puedan ver si se están cumpliendo o no de una manera tangible. Esto mejora la productividad y ayuda a los empleados a sentirse valorados y motivados.

3. Comunícate con tu personal

Parte de la claridad en la fijación de objetivos depende de la comunicación efectiva con tu equipo.

La comunicación es una vía de doble sentido y debes asegurarte de que haya un flujo constante de comunicación entre tú y tus empleados. De esta manera no sólo puedes mantenerlos al día con lo que se necesita hacer, sino que también puedes escuchar sus ideas, opiniones y retroalimentación.

Esto tendrá en última instancia un impacto positivo en tu negocio, ya que se pueden abordar los problemas desde una perspectiva diferente a la tuya.

Consulte regularmente a tu equipo y dales la oportunidad de venir a hablar contigo. Asegúrate de que estás disponible para hablar con ellos y sé abierto y accesible en tu actitud para hablar. Esto hará que tu personal se sienta involucrado en el negocio y en sus operaciones, lo que les motivará aún más a conseguir mejores resultados.

4. Haz que el entorno de trabajo sea saludable

Nuestro entorno tiene un impacto significativo en nuestra productividad, satisfacción y creatividad. Los empleados sanos y felices tienen más probabilidades de sentirse motivados y comprometidos.

Crea un espacio en el que sea agradable trabajar, donde tus empleados quieran pasar su tiempo. Sé consciente de la privacidad, el ruido, la calidad del aire, la luz natural, las áreas para relajarse y el ambiente. Fomenta actitudes saludables ofreciendo bocadillos saludables y acceso al ejercicio, ya sea en forma de membresía en un gimnasio o participando en clases de ejercicio en equipo.

Al promover hábitos saludables puedes ayudar a tu personal a mantener sus niveles de energía y reducir su estrés. Todo esto hará que tu equipo se sienta apreciado y los animarán a hacer su mejor trabajo.

5. Ofrece una retroalimentación positiva y recompensa a tu equipo

El poder de los elogios positivos a veces se pasa por alto, pero reconocer y aplaudir los logros inspira a los miembros del equipo, ya que pueden verse a sí mismos progresando hacia los objetivos de la empresa.

Cuando los empleados logran resultados, ponen un esfuerzo extra o hacen un trabajo sobresaliente, asegúrate de decirles que estás agradecido y sé específico en tu elogio. Por ejemplo, no te limites a decir «buen trabajo», explícales por qué es un buen trabajo y cómo ayudó a beneficiar a la empresa.

Esto no sólo motivará a tu empleado, sino que le ayudará a tener éxito en su trabajo futuro. Recompensa a tu equipo por el trabajo duro, ya sea en forma de remuneración, regalos, beneficios o más responsabilidad e independencia.

6. Proporciona oportunidades de desarrollo

Los miembros del equipo se sienten más valiosos cuando están aprendiendo y mejorando sus habilidades. Para motivar e inspirar a tu equipo a lograr grandes resultados, debes proporcionar a tus empleados oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Estas oportunidades deben adaptarse específicamente a cada empleado y pueden ser en forma de formación continua, establecimiento de objetivos desafiantes, invitación a un empleado para que le siga o pasar su propio tiempo enseñando y asesorando a alguien.

Céntrate en enseñar a tu equipo habilidades transferibles que puedan utilizar en diferentes puestos y anímales a que se fijen objetivos de aprendizaje.

La motivación es una parte esencial de cualquier lugar de trabajo y debes esforzarse constantemente por hacer que sus empleados se sientan motivados e inspirados. Si lo hace, estará seguro de lograr los resultados que necesita.

Share This