Cuenta de Resultados

Una vez tratado el balance en un post anterior, es en este momento cuando nos tenemos que centrar en definir la segunda parte del plan económico y financiero. Es lo que denominamos cuenta de resultados.

Además de su definición, también veremos cómo es su estructura y algunos conceptos claves o necesarios para interpretar los resultados de la cuenta.

CUENTA DE RESULTADOS

Una cuenta de resultados es un documento contable que muestra el resultado económico del ejercicio de una empresa. Recoge los ingresos y los gastos que corresponden al periodo concreto, y determina los beneficios o las pérdidas conseguidas por la empresa en este periodo. Por eso, está compuesto por dos grandes bloques, los gastos y los ingresos.

GASTOS

Con respecto a los gastos, se tiene que destacar que cualquier empresa industrial, comercial o de prestación de servicios necesita adquirir ciertos bienes y servicios para funcionar como: mano de obra, energía eléctrica, teléfono, etc.

La empresa realiza un gasto cuando obtiene una contraprestación real del exterior, es decir, cuando percibe alguno de estos bienes o servicios. Por lo tanto, efectúa un gasto cuando utiliza la mano de obra de sus trabajadores, cuando utiliza el suministro eléctrico para mantener operativas sus instalaciones, etc.

GASTOS FIJOS

Los gastos fijos son aquellos que se tienen por el simple hecho de que el negocio está en marcha. El hecho de que estos gastos se denominen fijas no quiere decir que las tengas que afrontar todos los meses sino que este concepto se refiere a que no dependen del volumen de producción/ventas. Algunos de estos gastos sí que serán recurrentes, como por ejemplo los gastos de alquiler o de Seguridad Social, pero habrá otros que tendrán carácter puntual, como por ejemplo las de reparaciones y conservación.

Sea cuál sea tu actividad, los gastos fijos de tu negocio se tienen que englobar en una de las siguientes categorías:

  • Alquileres y cánones: cantidad de recursos que se destinan al bien alquilado por la empresa para ejercer la actividad. Por ejemplo, el recibo de alquiler.
  • Reparaciones y conservación: se trata de gastos de pequeño importe relacionados con el mantenimiento y la conservación tanto de locales como de cualquier bien de inversión utilizado en la actividad.
  • Servicios profesionales: se incluyen los gastos de asesoría, abogados, arquitectos, economistas y profesionales, en general.
  • Seguros: prima de seguros relacionados con la actividad (el seguro del local, la de la furgoneta o coche de reparto, el de responsabilidad civil, etc.).
  • Servicios bancarios: aquí se incluyen comisiones, gastos bancarios e intereses de deudas. En caso de tener algun préstamo, se tiene que tener en cuenta que en cada cuota mensual hay dos partes diferenciadas: el capital (dinero que devuelves al banco) y los intereses (lo que te cobra el banco para prestarte el dinero).
  • Publicidad: gastos en publicidad en radio, televisión, relaciones públicas, merchandising, y todas estas acciones para dar a conocer tu producto o servicio.
  • Suministros: gastos de agua, luz, internet, teléfono, combustible, etc.
  • Tributos, tasas e impuestos: incineradora, IBI, impuesto de circulación del vehículo, etc.
  • Sueldos y salarios: en esta partida se recogen los salarios de los empleados y el del promotor o promotoras que participan en la actividad.
  • Seguridad social: aquí se recogen tanto la seguridad social de los empleados (si los tienes) como tu cuota de autónomos mensual.
  • Otros gastos: cajón desastre donde puedes meter otros gastos, como por ejemplo las de limpieza, papelería, correos, etc.

GASTOS VARIABLES

Por otra parte, tenemos que definir los costes variables que son los gastos que cambian en función del nivel de actividad y de producción de bienes y servicios de una empresa en concreto. Es decir, si el nivel de actividad decrece, estos costes decrecen, mientras que si el nivel de actividad aumenta, también lo hace esta clase de costes.

Una vez definidos estos costes pasaremos a explicar con detalle la siguiente clasificiación:

  • Compras: se incluyen las compras de bienes o materias primas destinadas al proceso de elaboración y ejecución de los productos o servicios objeto del negocio.
  • Costes de distribución (logística): se incluirán los gastos de transporte ligados directamente con la producción y comercialización del producto o la prestación del servicio.
  • Comisiones por ventas: aquí se podría indicar la parte variable del sueldo de nuestros empleados, así como el coste que supone tener un determinado medio de pago en nuestro negocio como por ejemplo el TPV.
  • Proveedores externos para la producción: se incluye el valor de los trabajos contratados en terceros como aparte del proceso de producción o de prestación de servicios.
  • Otros gastos: aquí se incluirá cualquier otro gasto no consignado en los apartados anteriores, y que son imputables directamente al desarrollo de la actividad empresarial.

INGRESOS

Una vez definidos los conceptos de gastos pasaremos a ver el segundo elemento que compone la cuenta de resultados que son los ingresos de una empresa. Se pueden definir como las cantidades que recibe la empresa por las operaciones de venta de sus productos y/o prestación de servicio según la actividad económica de esta. Los ingresos se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Ventas: son los ingresos originados por las ventas de los productos o prestación de servicios objeto del negocio.
    • Otros ingresos: se incluirán ingresos atípicos, fuera del objeto principal de la empresa, que podrían ser los siguientes: o Subvenciones: aportaciones realizadas a fondo perdido por entidades públicas para el establecimiento de la estructura básica de la empresa. Sólo se indican las aprobadas.
    • Ingresos financieros: son los ingresos que provienen por ejemplo del rendimiento de un plazo fijo bancario que tenga la empresa.
    • Ingresos por descuentos sobre compras: se incluyen los descuentos o bonificaciones que realizan los proveedores sobre el precio de compra, como por ejemplo, por rappels de consumo, descuentos por pronto pago, etc.
    • Otros ingresos: aquí se consignarán los ingresos adicionales o extraordinarios que se generan de la actividad principal de la empresa entre los cuales podríamos considerar los ingresos por ventas o arrendamiento de un edificio, terreno, etc.

RESULTADO

Una vez vistos estos conceptos estamos preparados para definir el resultado de una actividad, que no es más que una operación sencilla que consiste en restar a los ingresos, los gastos de un periodo. Si los ingresos son superiores a los gastos tendremos beneficio o resultado positivo pero si los gastos son superiores a los ingresos obtendremos pérdidas o resultado negativo.

ESTRUCTURA DE LA CUENTA DE RESULTADOS

La estructura de la cuenta de resultados es la siguiente:

Del total de ingresos o importe neto de la cifra de negocios se restan los aprovisionamientos o cuotas variables para determinar lo que se denomina Margen de Contribución o Margen Bruto, que es un indicador del rendimiento del proceso productivo del negocio, ya que este margen es directamente gestionable, ya sea incrementando los ingresos o reduciendo los gastos de producción o entrega del bien o servicio. Una vez determinado este importe se tiene que descontar el resto de los costes, que son los fijos o de estructura, obteniendo así el resultado operativo o lo que es lo mismo, el beneficio antes de amortizaciones, intereses e impuestos, con las siglas (EBITDA) que indica si el negocio funciona o no, más allá de otros ajustes o como lo hayas financiado. Así, si en tu negocio este indicador es positivo, quiere decir que, en principio, es rentable, y que su éxito dependerá de la gestión que hagas de los gastos financieros, de la fiscalidad y de las políticas de depreciación y amortización. De la misma manera, si obtienes un beneficio negativo antes de amortizaciones, intereses e impuestos, tendrías que plantearte la continuidad de tu proyecto.

Si a este resultado se le restan las amortizaciones, obtendremos el resultado de explotación o beneficio antes de intereses e impuesto (BAII), también conocido con las siglas inglesas (EBIT) y si lo minoramos con los gastos financieros obtendremos el beneficio antes de impuestos, que es el resultado obtenido después de restar todos los gastos en los cuales una empresa ha incurrido. Si este importe es positivo se le aplicará los impuestos correspondientes dependiendo de la naturaleza jurídica de cada empresa para obtener el beneficio después de impuestos o beneficio neto que, en definitiva, es el dinero del cual dispone la empresa después de hacer frente a todas sus obligaciones.

¿QUÉ NOS INDICA LA CUENTA DE RESULTADOS?

La cuenta de resultados nos indica el siguiente:

  • Cuánto factura la compañía
  • Qué le cuesta facturar estas ventas
  • Las amortizaciones/depreciaciones que se desgrava
  • Los intereses financieros que paga por las deudas contraídas
  • Los impuestos que paga a Hacienda
  • Y finalmente, el beneficio neto (pérdida o ganancia) que le queda a final de año o por trimestre.

PUNTO MUERTO

Otro concepto importante es el Punto Muerto o también denominado Umbral de Rentabilidad, que es la cantidad de bienes o servicios que tiene que vender una empresa para empezar a obtener beneficios. Es decir, es aquello que cubre exactamente todos los costes, dando lugar a un beneficio igual a cero: los ingresos y los costes son iguales en el punto muerto. A partir de este punto, todo lo que se venda por encima supondrá beneficio para la empresa. Si, por el contrario, las ventas quedan por debajo del punto muerto, el resultado serán pérdidas.

El conocimiento de este umbral de rentabilidad es fundamental para cualquier empresa, ya que le da una información muy importante: cuánto tiene que producir y/o vender para, al menos, cubrir todos sus costes y no incurrir en pérdidas. En general, a toda empresa le interesa que este umbral se consiga el más rápido posible, con la finalidad de obtener beneficios el más bien posible.

CÁLCULO DEL PUNTO MUERTO

El punto muerto se puede calcular de dos formas. Una de ellas es por las unidades físicas, y para eso tenemos que dividir los costes fijos entre la diferencia del precio de venta unitario menos el coste variable unitario o lo que es lo mismo, dividir los costes fijos entre el Margen de Contribución, y si lo que se desea es obtenerlo en unidades monetarias, tiene que multiplicarse el punto muerto expresado en unidades físicas por el precio de venta.

UTILIDAD DEL PUNTO MUERTO

Como utilidades del punto muerto podríamos enumerar las siguientes:

– Ofrece información sobre qué puede ocurrir si hay un cambio en el volumen de producción.

– Proporciona una visión clara de los efectos del aumento de los costes fijos.

– Sirve para determinar cómo afectará en los beneficios a un cambio en los precios y costes.

Después de todo lo que se ha expuesto hasta ahora estaremos listos para interpretar la información que nos indica una cuenta de resultados haciendo correctamente una clasificación de todos los ingresos y los gastos (costes fijos vs costes variables) y analizar el resultado obtenido (beneficio o pérdida) para conocer, a través de esta interpretación, cómo es el importe de facturación bruta o en unidades de venta que necesitemos para que se igualen los costes con los ingresos y empecemos a generar beneficio. Y si no es así, a qué es debido y las acciones que se tienen que llevar a cabo para intentar obtener un beneficio positivo y suficiente para la supervivencia de la empresa.

Información básica sobre protección de datos - Responsable: David Aroca Aparicio. Finalidad: Publicar los comentarios enviados. Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en el aviso legal

Deja un comentario

Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

La guía "Aumenta la productividad de tu empresa más de un 30%"

descubre las claves que te permitirán:

• Reducir plazos de entrega

• Reducir costes

Aumentar la eficiencia de operarios y maquinaria

• Aumentar los beneficios de tu empresa

 

TU EMPRESA SERÁ MÁS COMPETITIVA

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.