La e-logística es el proceso logístico que rige todo lo relacionado con el mercado en línea. Es un concepto relativamente novedoso. Se trata de un conjunto dinámico de tecnologías informáticas de comunicación y colaboración que transforman los procesos logísticos clave para que se centren en el cliente, compartiendo datos, conocimientos e información con los socios de la cadena de suministro. Ayuda a hacer frente a los nuevos desafíos logísticos que se plantean. Los elementos clave de la logística electrónica son el funcionamiento multicanal, la funcionalidad transfronteriza, la disposición de los almacenes y el inventario, la planificación y el pronóstico y la gestión del rendimiento. El éxito de la e-logística depende del enfoque seleccionado para la tienda en línea. La colaboración adecuada, la comunicación transparente con los clientes para la entrega y las devoluciones son los otros factores clave que determinan el éxito de la e-logística.

La logística se define como «la entrega de una operación que implica el suministro de mano de obra y materiales para ser suministrados según sea necesario». La e-logística se define como el » el mecanismo para automatizar los procesos logísticos y proporcionar un cumplimiento integrado e integral, y servicios de gestión de la cadena de suministro a los actores de los procesos logísticos.». Los procesos logísticos que se automatizan mediante la ciberlogística proporcionan visibilidad a la cadena de suministro y pueden formar parte de los sistemas de comercio electrónico o de flujo de trabajo existentes en una empresa.

Diferencia entre la logística y la e-logística

La logística se refiere a la planificación, la ejecución del transporte y la manipulación de las mercancías. La e-logística es básicamente la automatización del proceso logístico.

La logística planifica, implementa y controla el flujo y almacenamiento eficiente y efectivo de bienes, servicios e información relacionada desde el punto de origen hasta el punto de consumo para poder satisfacer a los clientes. La e-logística puede definirse como la aplicación de tecnologías basadas en Internet a los procesos logísticos tradicionales.

¿Cuál es el proceso de la e-logística?

Cuando se trata de logística, los desafíos siempre han sido la forma de entregar el producto a los clientes tan rápido como sea posible. La logística se preocupa por el flujo de materiales dentro de la cadena de suministro, a través del método económico al cliente, para luego reutilizarlo. Al coordinar todos los recursos, la logística tiene que asegurarse de que se cumplan los acuerdos de niveles de servicio con los clientes. A fin de acelerar el método de envío y reducir al mínimo los precios, las soluciones de envío deben dar a los compradores y proveedores el poder de calificar, enviar y rastrear los envíos.

En un proceso típico de e-logística, entran en juego tres componentes:

  • Solicitud de Cotizaciones (RFQ)
  • Envío
  • Seguimiento

La logística se intercomunica con el administrador de procesos de negocios en un servidor de comercio electrónico. El papel del gerente de servicios comerciales es invocar el proceso de RFQ (solicitud de cotización). Después de obtener la respuesta, se actualiza la orden de compra. Después de lo cual el proceso de envío es invocado por el gestor de procesos empresariales. Una vez que los productos se envían al destino especificado, se proporciona el número de seguimiento al cliente. Este número de seguimiento se asigna al número de pedido en un sistema de comercio electrónico. Esto facilita el seguimiento fácil de los envíos para los clientes Esta es una interacción esencial del gerente del proceso de negocios y la e-logística.

La gestión de la cadena de suministro (SCM) es el proceso de planificación, ejecución y control de las operaciones de la cadena de suministro de la manera más eficiente posible. Una cadena de suministro al por menor puede plantear algunos retos como «vincular al consumidor en el proceso de planificación de la cadena de suministro, gestionar los ciclos de vida de los productos, planificar la promoción, planificar los productos estacionales, determinar los canales de suministro rentables, hacer previsiones (CPFR) y programar en un entorno económico volátil y muchos más».

El proceso de gestión de la cadena de suministro incluye el movimiento y el almacenamiento de todas las materias primas, el inventario actual y los productos terminados desde el punto de origen hasta el punto de consumo. El proceso de Gestión de la Cadena de Suministro abarca todos los aspectos relacionados, incluyendo la planificación y la gestión de todas las actividades de abastecimiento, adquisición, conversión y gestión logística. También implica la integración efectiva de la gestión de la oferta y la demanda, tanto dentro de una empresa como entre empresas.

El proceso de gestión de la cadena de suministro es complejo e integral y necesita abordar cuestiones como:

  • Estrategia de distribución: Centralizado contra descentralizado, envío directo, Cross docking, estrategias pull o push, logística de terceros;
  • Configuración de la red de distribución: Distribución de Proveedores Centralizada versus ubicación, número de proveedores, instalaciones de producción, centros de distribución, almacenes y clientes; Gestión del inventario;
  • Flujo de efectivo racionalizado y proceso de información, es decir, integración de sistemas y procesos a través de la cadena de suministro que incluye información como señales de demanda, previsiones, inventario y transporte, etc. para ser compartida.

Para mantenerse dentro de la liga de los competidores y competir con éxito en el mercado mundial es importante que las organizaciones se apoyen en cadenas y redes de suministro «eficaces». En palabras sencillas, la distribución puede describirse como una actividad comercial de transporte y venta de bienes de un productor a un cliente. Un distribuidor sirve de intermediario entre el fabricante y el minorista. Hoy en día, un canal de distribución puede constituir uno o todos los siguientes:

  • Venta directa, por correo electrónico o internet.
  • Un agente que vende en nombre del productor.
  • Un distribuidor (o mayorista) que vende al minorista.
  • Un minorista que vende bienes a sus clientes.

La distribución en efecto es un aspecto importante de la comercialización. Los otros aspectos incluyen la gestión de productos, la fijación de precios y la información.

Cuestiones y limitaciones del comercio electrónico de logística

Al igual que la logística y el transporte en general, la cadena de suministro del comercio electrónico debe ser dominada y optimizada de principio a fin. A menudo, pasar por una externalización puede ser una solución eficaz. Algunos puntos deben ser tomados en cuenta para ser lo más efectivo posible.

El precio, por un lado para la marca pero también para el consumidor. El comerciante electrónico desea ofrecer a sus clientes un precio de entrega justo, pero eso no cuesta demasiado. Los consumidores buscan un precio justo. El precio de entrega es una limitación y a veces es demasiado alto, puede llevar al abandono de la cesta. Por lo tanto, es necesario poder ofrecer varias ofertas con precios adaptados a las necesidades.

La velocidad de preparación, envío y entrega del pedido debe ser lo más rápida posible. El consumidor está impaciente y quiere recibir su pedido inmediatamente. Incluso está dispuesto a pagar por su entrega más cara para beneficiarse de una entrega rápida en D + 1 o D + 2, incluso expresa. Aquí también es importante ofrecer varias ofertas que correspondan a las diferentes necesidades.

La gestión de las devoluciones es precisa, corresponde a un flujo específico y debe ser perfectamente controlada por el proveedor de logística. Esta actividad ha ganado un peso considerable en los últimos años y ha obligado a las marcas a optimizar este flujo. Más allá de un proceso complejo que debe ser dominado en su totalidad, los e-comerciantes buscan una solución de bajo costo para su negocio. Este concepto de costo también juega otro papel, ya que el consumidor quiere devolver sus artículos de forma gratuita, lo que implica un esfuerzo por parte de las marcas.

El enfoque medioambiental se ha convertido en algo importante en la mente de los consumidores. Ya no se trata de pasar por una marca que enviará los productos en envases demasiado grandes, con todo tipo de ajustes y no adaptados a las posibles devoluciones. Por lo tanto, debemos repensar toda la oferta en este sentido: transporte, embalaje y devoluciones.

Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

La guía "Aumenta la productividad de tu empresa más de un 30%"

descubre las claves que te permitirán:

• Reducir plazos de entrega

• Reducir costes

Aumentar la eficiencia de operarios y maquinaria

• Aumentar los beneficios de tu empresa

 

TU EMPRESA SERÁ MÁS COMPETITIVA

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.