Responsabilidad social empresarial

Hoy en día se ha puesto de manifiesto que la empresa se tiene que integrar en la sociedad con algo más que la producción de bienes y servicios. El cambio del sistema de valores en la sociedad actual y la aparición de múltiples grupos de interés han generado una enorme presión que influye en las condiciones del entorno competitivo de las empresas.

Existe una necesidad de mayor análisis y valoración de las actuaciones, así como de los comportamientos medioambientales, sociales y éticos de las empresas.

El deber de toda empresa es cumplir la ley, obtener beneficios, crear puestos de trabajo y pagar sus impuestos.

No obstante, la sociedad actual reconoce –y, por lo tanto, premia- a las empresas que van más allá, obligando a aportar más beneficio en su entorno. Surge entonces el concepto de responsabilidad social.

Una empresa que funcione de manera adecuada, cumpliendo todos los requisitos legales, ya está generando valor social. Ahora bien, en estos momentos se extiende la idea de que las empresas tienen que comprometerse más allá del estricto cumplimiento de las leyes con el desarrollo justo de las sociedades.

La búsqueda de los imprescindibles beneficios no tiene que estar reñida con la responsabilidad hacia la sociedad.

Una cultura empresarial basada en valores éticos redunda en la generación de empresas más sólidas y fortalecidas desde el punto de vista de la organización, hecho que permite que la empresa sea más competitiva y rentable.

Antecedentes RSC

La Responsabilidad Social Corporativa nace como respuesta al cambio en el sistema de valores de la sociedad.

Vivimos en un mundo globalizado, conectado por redes tecnológicas y de comunicación y en el que conviven múltiples grupos de interés. Entre otros factores, diferentes escándalos vinculados a malas prácticas de gestión empresarial hicieron patente la necesidad de incrementar la transparencia.

Además, el incremento de la conciencia medioambiental ha supuesto la demanda por parte de la sociedad de la aplicación de medidas de buen comportamiento por parte de las empresas en relación con el medio ambiente.

Los grupos de interés

¿Y quiénes son los grupos de interés que pueden esperar actuaciones o información?

  • Nuestros trabajadores.
  • Nuestros socios.
  • Nuestros proveedores.
  • Nuestros clientes o los consumidores.

¿Y más allá?

Hay otros tipos de grupos de interés como pueden ser:

  • Los medios de comunicación.
  • Las instituciones públicas.
  • Los partidos políticos y sindicatos.
  • Las asociaciones y el resto de agrupaciones que representan la sociedad.

Definiciones de la RSC

Una primera aproximación a la definición:

El Libro Verde CCEE habla de “Integración voluntaria por parte de las empresas de las preocupaciones sociales y ambientales en todos los planos de la actividad empresarial y la relación con sus interlocutores”.

Y el Libro Blanco de la Subcomisión RSE de los Congreso de los Diputados establece que:

  • No hay un modelo único para la RSE.
  • Es un camino hacia la excelencia en las vertientes social, medioambiental y económica.
  • Cada empresa tiene que configurar su estrategia a medida.

No hay una definición cerrada de Responsabilidad Social Empresarial y, dentro de ella, se desarrollan actuaciones tan diversas como las relacionadas con el personal y la conciliación u otras relacionadas con la minimización del impacto ambiental de las actividades.

Toda actividad o negocio se relaciona con numerosos grupos de interés y su nivel de contacto y sus expectativas pueden cambiar con el tiempo.

Muchas empresas ya formalizan y hacen público su propio documento (Código Ético, Decálogo, Buenas Prácticas, etc), en el que se exponen sus principios, valores y/o cómo se quieren relacionar con sus grupos de interés.

Ejemplos de actuaciones relacionadas con la RSC

  1. Actuaciones vinculadas a trabajadores: medidas de conciliación, formación continua, delegación y trabajo en equipo, igualdad de oportunidades y contratación responsable, perdurabilidad del puesto de trabajo, establecimiento de canales de comunicación, determinación de normativa interna específica, etc.
  2. Actuaciones vinculadas a clientes. Canales de comunicación directa con clientes, etc.
  3. Actuaciones vinculadas a proveedores: código ético del proveedor, fijación de normativa interna en materia de compras que pueden incluir criterios de compra responsable, etc.
  4. Actuaciones vinculadas a medio ambiente: inclusión de cláusulas de sostenibilidad, reducción de consumos, etc.
  5. Actuaciones vinculadas a sociedad en general: colaboración con entidades sin ánimo de lucro, inclusión de trabajadores pertenecientes a colectivos en riesgo de exclusión, inversiones en proyectos relacionados con la investigación y desarrollo, etc.

¿Cuáles serían algunas recomendaciones iniciales?

  1. Analizar las características concretas de la empresa o actividad.
  2. Definir los grupos de interés.
  3. Establecer un plan de actuación escalonado y realista, que incluya actuaciones a corto, medio y largo plazo.
  4. Definir a las personas responsables de ejecutar y realizar el seguimiento de cada una de las actuaciones incluidas en el plan.
  5. Revisar de forma periódica el plan y su nivel de implantación, de forma que se puedan incluir los ajustes necesarios.

Hay que recordar que, exceptuando aquellos supuestos y materias concretas hacia las que la normativa exija información, la RSE es voluntaria.

Implantación de la Responsabilidad social empresarial

Cada empresa tendrá que analizar cuáles son sus grupos de interés, cuál es el impacto de su actividad y cuáles son las medidas y actuaciones que se pueden llevar a cabo por su parte. Es recomendable definir un calendario para su implantación

Se puede empezar con pequeños compromisos y sistemas de seguimiento internos e ir ampliando los objetivos y aplicando sistemas de gestión y/o comprobación más complejos como GRI (Global Reporting Iniciative), SGE21, o contenidos de diferentes ISO de carácter general como la 26000 (Responsabilidad Social) o específico como la 14001 (sistema de gestión ambiental certificable).

Qué nos aporta la responsabilidad social empresarial

  • Crear valor a medio y largo plazo en la empresa.
  • Crecer de forma sostenible, respetando el medio ambiente y velando por el mantenimiento de los recursos naturales.
  • Mantener un diálogo constante con nuestros grupos de interés.
  • Incrementar el compromiso de nuestros trabajadores.
  • Proporcionar valor añadido a los socios.
  • Mejorar la relación con el entorno (físico y social).
  • Posicionamiento y diferenciación.

Cuáles pueden ser los siguientes pasos

Evaluar la gestión socialmente responsable de la empresa.

Hace falta que se definan:

– Las acciones vinculadas a RSC: qué hacemos y los compromisos que adquirimos.

– Un calendario y plan de trabajo.

– Sistemas de medición del cumplimiento.

Los resultados se podrán incluir en la Memoria de Responsabilidad Social, que podrá ser evaluada por todos nuestros grupos de interés y también podrá ser auditada.

Conclusiones

Las empresas socialmente responsables….

… producen prestando atención a cómo lo hacen y no solamente a cuánto les cuesta.

… conocen la limitación de recursos naturales y buscan medidas alternativas que fomenten su conservación.

…aplican sistemas de escucha activa dentro de su organización y con el resto de sus grupos de interés.

… establecen hitos y objetivos que van más allá de las ganancias económicas.

Por lo tanto, no existe una receta única. Al contrario, es un modelo no solamente hecho a medida sino que tiene que permitir la adopción de modificaciones cuando sea necesario.

Cada empresa….

… tiene que escoger de entre las muchas oportunidades y posibilidades qué concepto es el que mejor se adapta a sus objetivos e hitos.

… tiene que definir cuál quiere que sea su estrategia en materia de RSC.

… tiene que analizar cuáles son los valores adicionales que esperan sus Grupos de Interés en cada momento.

… tiene que trabajar para alinear sus actuaciones de I+D+I con la RSC.

… tiene que establecer sus actuaciones prioritarias en la materia, los objetivos que pretende alcanzar y el calendario.

 

Información básica sobre protección de datos - Responsable: David Aroca Aparicio. Finalidad: Publicar los comentarios enviados. Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en el aviso legal

Deja un comentario

Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

La guía "Aumenta la productividad de tu empresa más de un 30%"

descubre las claves que te permitirán:

• Reducir plazos de entrega

• Reducir costes

Aumentar la eficiencia de operarios y maquinaria

• Aumentar los beneficios de tu empresa

 

TU EMPRESA SERÁ MÁS COMPETITIVA

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.