El análisis DAFO (o FODA) es una herramienta en forma de matriz que identifica las debilidades , amenazas, fortalezas y oportunidades en una empresa.

Concretamente, DAFO es un proceso metódico que trata de hacer una foto de la empresa y valora lo que una organización puede o no puede hacer, y a la vez sus posibles oportunidades y amenazas.

Un análisis DAFO recoge la información del análisis del entorno de la empresa y lo divide en las fortalezas y debilidades internas, como en oportunidades y amenazas externas.

El término en inglés es conocido como SWOT Analysis (Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats).

DAFO Debilidades Amenazas Fortalezas Debilidades

DAFO Debilidades Amenazas Fortalezas Debilidades

Un análisis DAFO determina lo que ayuda a la compañía en el cumplimiento de sus objetivos, y qué obstáculos deben superarse o bien reducirse al mínimo para conseguir los resultados deseados.

Al emplear el análisis DAFO, una organización debe ser realista sobre la evaluación de sus fortalezas y debilidades. El análisis precisa determinar dónde la organización está actualmente, y donde puede verse en el futuro.

El análisis DAFO debe ser concreto y específico, eludiendo las zonas grises y análisis con relación a la competencia.

Por poner un ejemplo, ¿de qué forma los productos y servicios de la organización se equiparan con los competidores? El análisis DAFO ha de ser corto y simple, y debe eludir la dificultad y el exceso de análisis, puesto que mucha de la información es subjetiva.

Por tanto, lo usan como una guía y no una receta.

Fortalezas y debilidades

Las fortalezas describen en lo que una organización sobresale, permitiendo decisiones que suponen una ventaja a nivel competitivo. Por servirnos de un ejemplo, un fondo de inversión puede haber desarrollado una estrategia de negociación por cuenta propia que devuelve resultados superiores en comparación con sus competidores.

Ahora, debe decidir de qué forma usar esos resultados superiores para atraer nuevo capital de los inversores.

Las debilidades impiden a una organización desempeñar un nivel óptimo. Tienen la cualidad de reducir el progreso o bien dan una ventaja a la competencia.

Una organización precisa disminuir al mínimo las debilidades y examinar la manera en que se pueden prosperar. Una red de abastecimiento deficiente o bien falta de capital son ejemplo de debilidades.

Oportunidades y amenazas

Oportunidades se refieren a factores externos convenientes que una organización puede emplear para  su ventaja. Si se emplea eficazmente, las oportunidades tienen el potencial de crear una ventaja a nivel competitivo.

Por servirnos de un ejemplo, un fabricante de vehículos puede ser capaz de exportar sus turismos en un nuevo mercado si los aranceles en un país disminuyen substancialmente.

Esto probablemente aumenten las ventas y cuota de mercado, lo que puede crear una ventaja a nivel competitivo en concepto de escala.

Las amenazas se refiere a factores que tienen el potencial de afectar de forma negativa a una organización. Por servirnos de un ejemplo, una sequía es una amenaza para una compañía productora de trigo, puesto que puede destruir o bien reducir el desempeño de un cultivo de trigo.

La cuota de mercado probablemente se pierda si un contendiente no se ha diversificado sus operaciones en concepto de localización. Es prudente a fin de que una organización tiene un plan de contingencia integral que aborde los posibles peligros y detalla de qué manera tratar con ellos.