Ingeniería Concurrente: Definición y características a tener en cuenta

A continuación voy a explicarte el concepto de ingeniería concurrente. Veremos su definición así como su ejemplos donde se aplica o las características que deben tener las empresas que quieran aplicar esta metodología.

¿Qué es la ingeniería concurrente?

La ingeniería concurrente, también conocida como ingeniería simultánea o ingeniería total, consiste en una metodología dónde el diseño del producto está integrado en todos los procesos necesarios para fabricarlo.

ingenieria concurrente

Para ello, se tienen en cuenta todas las fases del ciclo de vida del producto, desde su nacimiento como concepto hasta la entrega al cliente, por lo que el proyecto es desarrollado conjuntamente por el personal de diferentes departamentos de la empresa: diseño, fabricación, calidad, compras, seguridad…

 

El objetivo es reducir el tiempo total del proyecto mediante la ejecución en modo concurrente de las actividades de diseño del producto y de las actividades de ingeniería del proceso de producción y no realizar una fase detrás de otra como se haría en la ingeniería convencional.

El modelo concurrente se distingue del tradicional por no tener una concepción de la empresa por etapas, en la cual el producto pasa por cada departamento de forma ordenada. En el modelo tradicional si algún departamento no está de acuerdo obliga a repetir su trabajo a los anteriores. En este modelo concurrente la organización se estructura de forma paralela y todas las ramas de esta colaboran para llegar a un objetivo común.

Los orígenes de esta metodología son distintos dependiendo de a que autor preguntes, podemos concluir de su lectura que surgió sobre los años ochenta y que no es posible señalar a un autor concreto pues recoge prácticas que se fueron adoptando en las organizaciones industriales desde el final de la segunda guerra mundial.

Ejemplos de empresas que usan ingeniería concurrente

Algunos ejemplos de empresas que usan la ingeniería concurrente son Nissan o Apple.

Nissan cuenta con varios centros de Investigación y Desarrollo. Dos de ellos están presentes en Gran Bretaña y se dedican a la planificación, diseño y desarrollo de vehículos, además de realizar ensayos con motores. Otro centro, ubicado en Sunderland, es usado como centro de ensayos de los vehículos que fabrica.

Pues bien, a pesar de la distancia entre estos centros, Nissan ha llevado la ingeniería concurrente a su máxima expresión obteniendo grandes ventajas competitivas en costes, estrategias y resultados, innovación y tecnología; y organización de proyectos.

Otro ejemplo claro del uso de ingeniería concurrente lo tenemos en Apple, donde Steve Jobs, pese a su dirección autocrática, defendía la gran ventaja que para Apple era, y es, la integración completa de sus productos (el diseño, el hardware, el software y los contenidos). Consiguió que todos los departamentos de la compañía trabajaran juntos y en paralelo y usaba expresiones como colaboración profunda e ingeniería concurrente.

El diseño concurrente

Dentro de esta ingeniería nos encontramos con el diseño concurrente.

Es un proceso de generación de ideas donde dos o más unidades de negocio se unen para llevar a cabo el objetivo de este proceso, que es generar un nuevo producto.

Por unidades de negocio nos referimos a los distintos departamentos de la empresa, ya que en este modelo, no podemos basar la colaboración únicamente entre individuos, sino aspirar a algo más global.

Su meta es agregar valor al producto y a la cadena de suministros, permitiendo generar nuevos productos dentro de un entorno flexible. Como ya comentamos anteriormente, la definición del producto y su diseño, se llevará de forma conjunta, por lo que los tiempos de desarrollo del producto se verán reducidos.

El proceso de diseño de ingeniería o implementación pasa por las siguientes fases que es importante detallar:

  1. Analizar su entorno y conocer las debilidades y problemas a solucionar. La información actual es fundamental para cualquier estrategia en la empresa.
  2. Formular una estrategia basada en una metodología como puede ser Lean manufacturing.
  3. Crear un nuevo modelo de negocio basado en metas. Debemos conocer a que punto queremos llegar con nuestra empresa.
  4. Implementar un sistema de información, basado en configuraciones y diseños a pedido y sistemas de servicio postventa. A través de herramientas de ingeniería concurrente se llevan a cabo estos planes midiéndolos mediante el alcance o no de las metas propuestas.

Características y requerimientos de la ingeniería concurrente

Vamos a ver ahora qué características o requerimientos son necesarios para que la ingeniería concurrente pueda aplicarse.

Por un lado, es necesario que la organización donde se aplique sea flexible y esté bien estructurada. Es muy importante la tecnología de apoyo en cada uno de los departamentos de la empresa, así como un enfoque claro hacia el diseño.

Al igual que en la metodología lean manufacturing, la ingeniería concurrente requiere de una implicación global de toda la empresa, no solo los directivos o encargados de desarrollarla, si no toda la empresa en conjunto.

Existe una similitud con otras metodologías de desarrollo de productos como DFSS o TTM, la gran diferencia es que aquí se busca desde el inicio integrar todo los procesos claves, pues como sucede en DFSS que después de lanzar el producto se pueden aplicar metodología de mejora continua como Six Sigma, aquí se hace una apuesta integradora de ambas e interdepartamental.

Ventajas de la ingeniería concurrente

Entre las ventajas de la ingeniería concurrente están los siguientes:

  • Ahorro de tiempos y recursos al evitar problemas de compatibilidad entre departamentos y sus respectivos retrabajos.
  • Mejora del servicio haciendo partícipe al cliente.
  • Mejora el clima de trabajo dentro de la empresa. Estas estrategias elevan la productividad y hacen la organización más flexible.
  • Se desarrollan productos de alta calidad, con una mejor utilización del producto
  • Reducción de los costes de desarrollo.

En definitiva la ingeniería concurrente es una metodología de obligado cumplimiento para empresas grandes, internacionales y una práctica a adoptar para pequeñas organizaciones que quieran mejorar sus resultados.

Información básica sobre protección de datos - Responsable: David Aroca Aparicio. Finalidad: Publicar los comentarios enviados. Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en el aviso legal

Deja un comentario

Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

La guía "Aumenta la productividad de tu empresa más de un 30%"

descubre las claves que te permitirán:

• Reducir plazos de entrega

• Reducir costes

Aumentar la eficiencia de operarios y maquinaria

• Aumentar los beneficios de tu empresa

 

TU EMPRESA SERÁ MÁS COMPETITIVA

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.