Costes de producción y el lean manufacturing: Qué son y cómo reducirlos

En este artículo hablaremos sobre los costes de producción y cómo podemos mejorar ese factor en nuestra empresa gracias al lean manufacturing. Veremos algunos ejemplos de costes de producción y qué tipos existen.

Pero empecemos por el principio: ¿qué son los costes de producción?

Que son los costes de producción

Los costes de producción son los gastos en los que tiene la empresa para producir sus productos, ni más ni menos, como por ejemplo, los salarios, el alquiler de la fábrica o la maquinaria, gastos de electricidad, gas, materias primas, etc.

costes de produccion

¿Por qué el lean manufacturing se fija en los costes de producción? Pese a que normalmente se asocia el lean a conceptos de valor, tiempos de ciclo, desperdicios, etc, uno de los principales objetivos es reducir los costes de producción

Una de las partes más importantes de la metodología es la mejora continua, optimizar los recursos y tener una producción eficiente. Por tanto, es necesario realizar un análisis de costes de producción para conocer y mejorar los costes de la empresa.

Clasificación de costes de producción

Es importante conocer que tipos de costes de producción existen y qué visión nos ofrecen de la situación de nuestra empresa. Ahora los iremos detallando uno por uno:

Costes fijos

Los costes fijos son aquellos que permanecen constantes y no varían aunque se modifique el volumen de productos. Por ejemplo el contrato de alquiler de la nave o local donde se realiza la actividad. Son difíciles de reducir a corto plazo.

Costes variables

Los costes variables son aquellos que varían al mismo tiempo que varía la producción. La materia prima por ejemplo, aumenta su coste cuando la producción es mayor, ya que consumiremos más. Lo mismo pasa con los gastos de electricidad o gas

Coste total

Es la suma de costes fijos y variables.

Coste por unidad

El coste por unidad es el resultado de dividir el coste total entre el número de productos. Es lo que cuesta fabricar cada uno de los productos y es muy útil para saber si el precio de venta es el adecuado o no en el mercado.

Costes explícitos

Son los costes observables por ejemplo los salarios o impuestos

Coste implícito

Se refiere a recursos de los que ya dispone la empresa pero que podrían ser utilizables en otra actividad, con una rentabilidad mayor, o no. Está relacionado con el concepto de coste de oportunidad. Por ejemplo, se puede utilizar la capacidad sobrante de una máquina para subcontratar ese proceso a otra empresa externa.

Costes de no producción

Los costes de no producción se refieren a la cantidad de dinero que estamos gastando en servicios que no están directamente relacionados con la producción, como por ejemplo servicios de asesoría fiscal. Algunos, como en el ejemplo, nos serán impuestos por la legislación; pero quizás otros de estos costes sean desperdicio y podamos reducirlos para mejorar nuestros resultados.

Análisis de los costes de producción

Los costes de producción dijimos al principio que era los costes ligados directamente con nuestra producción como por ejemplo la adquisición de materias primas o maquinaria. Su reducción puede basarse en la aplicación de herramientas lean manufacturing para aumentar la eficiencia del proceso.

Para reducir los costes de producción, previamente es necesario un análisis de estos costes, para conocer el impacto que produce cada una de las herramientas lean implementadas.

¿Cómo podemos analizar los costes de producción? ¿Cómo reducir los costes de producción para obtener un máximo beneficio en la empresa utilizando los mismos recursos?

La gestión de costes desde el punto de vista técnico, se realiza mediante la contabilidad de costes.

Esta estrategia se sirve de varios métodos para la clasificación y el análisis de los costes de producción. Se basa en la gestión de los costes indirectos, que son los que no podemos imputar en la contabilidad a ningún producto en concreto.

Los costes directos se analizan a través del Value Stream Cost, asociando cada coste con el valor que aporta en el Value Stream Mapping.

Sistema ABC

Dentro del sistema ABC están los siguientes modelos:

Modelo de costes inorgánico

Utiliza una clave de reparto para dividir estos costes indirectos dependiendo de varios criterios (horas de trabajo, unidades vendidas..). Así se obtiene una referencia de estos costes en relación con el producto. Es menos preciso que el siguiente que veremos.

Modelo de costes orgánico por departamentos.

Permite la clasificación de costes indirectos en departamentos que tienen fácil relación con el producto. Además seguiremos el flujo de costes por la relación que hay entre departamentos, algunos departamentos trabajarán para otros y debemos distinguir de donde se deriva cada gasto para tener un análisis completo de costes

Este sistema culmina con los costes por actividades, en los cuales se le asigna a cada departamento actividades y se dividen sus costes por actividad y de este modo con todos los departamentos de la empresa.

El sistema ABN complementa al ABC con los indicadores relativos a la calidad y tiempos en los procesos.

Beneficios del análisis de costes de producción

Esto nos da muchísima información para gestionar todos los costes de la empresa y poder aplicar nuestro pensamiento lean en consecuencia.

Analizar la situación actual de la empresa es el primer paso fundamental a la hora de aplicar esta metodología. Después detectaremos el desperdicio, eliminaremos costes innecesarios y estableceremos objetivos para reducir el resto de costes.

Es muy importante comentar que hoy en día, la mayoría de las empresas salen a un mercado poco flexible y muy competitivo, en el cual hay muchas empresas similares y el precio de sus productos es casi fijo. Precisamente por esto es fundamental analizar y reducir los costes de producción y aumentar así el beneficio.

Si podemos reducir los costes de producción podremos o bien trasladarlo a nuestros clientes bajando los precios (por lo tanto subirá la demanda de nuestros productos), o a nuestros resultados empresariales aumentando beneficios.

Por tanto, como conclusión los costes de producción son un punto crítico en nuestro plan estratégico para implantar lean en nuestra empresa

Información básica sobre protección de datos - Responsable: David Aroca Aparicio. Finalidad: Publicar los comentarios enviados. Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en el aviso legal

Deja un comentario

Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

La guía "Aumenta la productividad de tu empresa más de un 30%"

descubre las claves que te permitirán:

• Reducir plazos de entrega

• Reducir costes

Aumentar la eficiencia de operarios y maquinaria

• Aumentar los beneficios de tu empresa

 

TU EMPRESA SERÁ MÁS COMPETITIVA

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.